Con la primavera ya floreciente, comienzan a alargar las horas de luz, subir las temperaturas y todo ello influye también en nuestros hogares, cómo los disfrutamos y cómo los adaptamos a esta nueva época del año. Son muchas las cosas que cambian en casa con la llegada del sol y la proximidad del verano. Puesta a punto de las terrazas y balcones, plantas que salen a las ventanas o los balcones, flores, alfombras que se guardan, textiles más ligeros edredones y rellenos de plumas que buscan hueco en armarios, canapés o trasteros, botas y bufandas que van quedando apartadas… y todo eso anuncia un a veces temido, por lo tedioso, pero sin duda muy importante y útil ejercicio de cambio de armario.

Este  es el paso a paso que  proponen los expertos de Mi Casa para llevar a cabo esta tarea sin  dedicarle demasiado tiempo, pero sin dejar de aprovechar todas las ventajas de hacer el cambio a tiempo.

SACAR Y CLASIFICAR

El primer paso es vaciar por completo el armario. Saca toda la ropa, perchas, separadores, organizadores… El objetivo es dejar todo el armario vacío para el paso siguiente. Con la ropa que está fuera, selecciona la que debe ir a lavar, la que no vas a utilizar y la que puedes directamente guardar en las cajas para el año que viene

LIMPIAR Y PERFUMAR

Por mucho que procures mantener tu armario limpio, no hay forma de hacerlo si no está vacío. Empieza por los cajones, limpia en profundidad todo el polvo que se ha acumulado todo este tiempo y así tendrás listo y fresco tu armario para colocar la ropa de nueva temporada. Un tip extra: puedes colocar bolitas de perfume en el armario para que cada vez que lo abras sea un gusto.

RECICLAR

Con el cambio de estación, es momento de hacer recuento de aquello que has utilizado, lo que no has mirado tan siquiera ni un sólo día en meses, lo que te vale, lo que está demasiado usado… De esta manera, descongestionarás la zona y ganarás espacio. Y no lo tires, puedes reciclarlo o donarlo.

EMPAREJAR

Ahorra tiempo buscando un conjunto de lencería que tienes desperdigado en un cajón donde jamás encuentras lo que tienes en mente. Existen numerosas alternativas para mantener organizados los cajones con compartimentos donde podrás almacenar tu ropa interior de forma más ordenada. Además, ayudarás a que se mantenga en mejores condiciones, prolongando su vida útil.

ORDENAR POR COLORES

La opción del orden cromático es ideal para encontrar el estilismo que tienes ese día en mente.  Sabrás al momento dónde encontrar lo que buscas. Además, evitarás que colores como el blanco se destiñan con facilidad si están contacto constante con otros tonos más oscuros.

CUIDAR EL CALZADO

Nada de montones de tacones, botas arrugadas o sandalias descuidadas. Ordena cada cual de la forma más adecuada. Los tacones, mejor de pie en estantes o baldas que puedes instalar dentro del propio armario. Y si no… ¡las cajas de zapatos están ahí por algo! Si no caben en tu armario, guárdalas debajo de tu cama pero piensa que es la mejor manera de conservar esa compra que en su día fue tan especial.

En cuanto a las botas, coloca dentro bolas de papel de periódico que mantenga la forma del tobillo y gemelo. Evitarás arrugas innecesarias.

Llegado el verano, coloca una barra de cortina entre una cómoda y la pared de tu armario y, mediante perchas pequeñas o de pinzas, coloca tus sandalias. Verás qué fácil te resultará encontrar el par que necesitas en el momento justo.

ENROLLAR PANTALONES

Es la forma más sencilla de guardar tus pantalones vaqueros. Ganarás espacio y además, de esta forma, no se arrugan.

AHORRAR ESPACIO

Coloca una anilla de cortina de ducha en una percha. De ella podrás colocar otra percha con otra anilla. Y así cuantas quieras. ¿La máxima? a ordenación en vertical. Es un truco perfecto para ordenar las blusas y camisas.

«ARCHIVAR» CAMISETAS

Si no dispones de otro lugar que un cajón para guardar tus camisetas, dóblalas formando rectángulos y colócalas como si se tratara de un archivador. De esta manera se mantendrán bien dobladas y encontrarás la que buscas a la primera.

Encuentra tu momento y planifica el cambio de armarios en casa

Si te ha sabido a poco y quieres algo más radical te invitamos a conocer, si no lo conoces ya, el método Marie Kondo