La vivienda inteligente a tu alcance.

Con la instalación de dispositivos energéticamente eficientes puedes llegar a ahorrar entre un 20% y un 30% en tus facturas. Te presentamos algunos dispositivos inteligentes que puedes instalar en tu hogar para que éste sea más eficiente:

Termostato inteligente. Su instalación puede ayudarte a ahorrar hasta un 10% de electricidad al año. Consiste en configurar el sistema para que funcione únicamente las horas que pasas en casa, pudiendo controlarlo de manera remota y viendo en una aplicación desde tu propio móvil el gasto que estás realizando. Si quieres ir un paso más allá, algunos termostatos permiten sincronizarse con cortinas y ventiladores inteligentes de la casa para maximizar el ahorro.

Sistemas de supervisión energética. Con él se pueden identificar qué electrodomésticos están consumiendo más. La instalación consiste en un panel conectado a Wifi y a través de una App se puede identificar en tiempo real el consumo que está realizando cada aparato. Si tienes alguno de los asistentes inteligentes (Alexa, Google Home etc.) puedes integrar esta App en ellos para configurar una automatización de ahorro de energía adicional.

Enchufes inteligentes. Muchos dispositivos electrónicos actualmente en vez de apagarse se quedan en modo reposo mientras siguen comunicándose y actualizándose, y es difícil de percibir si están realmente apagados o no. Los enchufes, regletas y tomas de corriente inteligentes se encargan de cortar el suministro eléctrico completamente cuando estos aparatos no se van a utilizar más. También existen algunos enchufes inteligentes que van más allá, son enchufes que pueden ayudarte a controlar el gasto energético mediante la conversión de cualquier aparato «tonto» que tengas en inteligente, es decir, gracias a ellos puedes controlar desde el móvil su apagado y encendido, además de supervisar y medir el uso de energía de los mismos.

Electrodomésticos inteligentes. Cada vez es más común que el propio electrodoméstico ya sea inteligente y no haya que añadirle ningún dispositivo adicional para convertirlo. Como por ejemplo, las neveras, algunas han evolucionado de manera sorprendente y ofrecen la consulta de las condiciones meteorológicas, la visualización de fotografías, calendarios…Incluso algunas ofrecen la posibilidad de fotografiar el interior del frigorífico para avisarte de lo que se va agotando. También se han ido sumando las placas que funcionan con Bluetooth a la campana, lavavajillas con Wifi que mandan una notificación una vez acabado…etc.

Iluminación de bajo consumo. Garantizar que las luces no están encendidas cuando no se están usando puede suponer un ahorro entre el 7% y el 27% del uso total de energía. Renueva las luces de toda la casa con dispositivos de bajo consumo. Existen interruptores inteligentes por 20€, y los precios de bombillas de estas características oscilan entre 15€ y 40€.

Antes disponer de un hogar inteligente era para un nicho de mercado muy reducido. Hoy en día con los dispositivos móviles, asistentes virtuales, y nuevas formas que surgen de inteligencia artificial tan a nuestro alcance, es algo de lo más natural que todos empecemos a convertir poco a poco nuestra vivienda en una vivienda inteligente y eficiente.