Impulso al autoconsumo eléctrico: bajada de precios de las placas fotovoltaicas y cambio regulatorio.

Por segundo año consecutivo, la potencia instalada ha crecido en 2018, año en el que se instalaron un 94% más que en 2017, según los datos de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). Y de esas instalaciones, el 90% fueron instalaciones de autoconsumo.

En 2018 se instalaron en España 261,7 MW de nueva potencia solar fotovoltaica.

  • De estos, 26 MW se corresponden con plantas de paneles conectadas a la red.
  • y del resto: 235,7 MW a instalaciones de autoconsumo energético.

Para saber más datos actuales sobre energía fotovoltaica y su regulación actual consulta esta noticia del País.

El autoconsumo eléctrico se dispara

¿El motivo? El cambio regulatorio del pasado octubre de 2018 hizo que desaparecieran las barreras que existían, y abrió la puerta al autoconsumo compartido (entre vecinos, por ejemplo) y además ahora, se espera que se añada la posibilidad de vender energía a la compañía eléctrica a través de obtener un descuento en el recibo.

¿Qué es el autoconsumo eléctrico?

El autoconsumo eléctrico consiste en producir energía para el propio consumo mediante la instalación de placas solares. Puede ser de manera individual (una persona produce y consume su propia energía generada) o de manera colectiva (se instala una red de energía solar que produce energía para varias viviendas y es compartida por varios vecinos)

¿Qué beneficios tiene? No contamina y reduce la factura de la luz en torno al 30%.

Paso a paso: ¿Cómo funciona en la vivienda?

  1. El sol produce energía solar gratuita gracias a los paneles fotovoltaicos.
  2. Un “inversor” adapta esa energía solar a la corriente eléctrica.
  3. Ésta corriente alimenta la luz eléctrica y los electrodomésticos.
  4. La energía sobrante se envía a la red eléctrica. Si no hay sol ese día y no se produce suficiente energía, puede usarse energía de la red eléctrica.
  5. En el recibo de la luz se paga la energía que utiliza la red instalada en la casa (se reduce la factura un 30%)

Fuente: El periódico

¿Cuánto cuesta instalar estas placas en casa? Las instalaciones actuales para un hogar están de media entre los 2.000 y los 10.000 euros y tienen una rentabilidad del 5%. Por ejemplo, para una casa con una factura de 700 euros anuales se requiere una inversión de unos 3.500 euros (IVA incluido), con el fin de lograr un ahorro medio de 300 euros (la factura sería de 400 euros).

Las tiendas de muebles y electrodomésticos ya las venden

Las empresas quieren aprovechar esos ahorros, al igual que las administraciones públicas. El Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, ha anunciado la instalación de placas en 51 edificios municipales, lo que le supondrá un ahorro de 117.000 euros anuales, y en Aena acaban de aprobar la instalación de paneles solares en los aeropuertos españoles para alcanzar un ahorro del 70% en el recibo de la luz.

Ikea anunció la venta de placas solares en España, y quieren hacerlo siendo el producto con «el precio más bajo del mercado». Cuando lo haga, tendrá que competir con Leroy Merlín, que ya ofrece paneles fotovoltaicos a sus clientes.

Y tú, ¿has pensado en utilizar este tipo de energía?